miércoles, 10 de agosto de 2011

Noticias: Come las cenizas de su marido

Una mujer se ha vuelto adicta a comerse con el dedo las cenizas de su difunto esposo.

La protagonista de la historia es Casie, de 26 años de edad, que se casó en 2009 con su marido Shawn, quien falleció hace unos meses debido a los problemas respiratorios que acusaba desde hacia tiempo.

Desde entonces, esta norteamericana ha suplido la falta de su esposo por un desagradable hábito: comerse sus cenizas.

Al principio, Casie llevaba las cenizas de su marido a todas partes, a la tienda de abarrotes, cines y restaurantes. Un día, las cosas se fueron un poco más al extremo, las cenizas se derramaron en su mano y ella se las comió.

“Yo no quería perderlas porque eran de mi esposo. Así que sólo me lamí el dedo”, comentó.

Desde entonces ha sido incapaz de detenerse, y según sus estimaciones, se ha comido al menos 0.45 kilos de ceniza hasta el momento, y tiene como 2.26 kilos más. A pesar que las cenizas según Casie, tienen un sabor como a huevos podridos, arena y papel de lija, ha desarrollado un gusto por el polvo de la muerte.

No hay comentarios:

Ver pelicula online hoy: AIRBAG

El portal que comparte sus ingresos

AQUI TIENES LA HORA DE CUALQUIER PAIS

Solo Blog - Top Sites Blogissimo Arts & Entertainment Blogs - BlogCatalog Blog Directory The House Of Blogs, directorio de blogs Humor Top Blogs El PageRank de tu Web Directorio de Blog Directory of Humor Blogs Blogalaxia
Sitio certificado por
Anuns
curtains for sale
golf highline
BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog
imagen

directorio de weblogs. bitadir
blogarama - the blog directory Blog Directory Los Mejores Blogs
Directorio de blogs en España

LA POSICION NO IMPORTA

Según estudios recientes: Hacerlo de pie fortalece la columna;

boca abajo estimula la circulación de la sangre;

boca arriba es más placentero;

hacerlo solo es rico, pero egoísta;

en grupo puede ser divertido;

en el baño es muy digestivo;

en el auto puede ser peligroso….

Hacerlo con frecuencia

desarrolla la imaginación;

entre dos, enriquece el conocimiento;

de rodillas, resulta doloroso…

En fin, sobre la mesa o sobre el escritorio,

antes de comer o de sobremesa,

sobre la cama o en la hamaca,

desnudos o vestidos,

sobre el césped o en la alfombra,

con música o en silencio,

entre sábanas o en el baño

hacerlo, siempre es un acto de amor y de enriquecimiento.

No importa la edad, ni la raza, ni el credo, ni el sexo, ni la posición económica…

… Leer es un placer!!!